¿Preparado mental y físicamente para la IX Carrera del Taller?

¿Preparado mental y físicamente para la IX Carrera del Taller?
En Bosch Automóvil y Bosch Car Service tenemos claro que el entrenamiento físico para la Carrera del Taller es fundamental, pero también sabemos que un entrenamiento mental nos va ayudar no sólo a superar el reto deportivo, sino también nos va a ayudar a disfrutarla a tope. Y tú, ¿qué opinas? ¿Cómo te preparas?

El famoso “mens sana in corpore sano” se remonta a la época del Imperio Romano. Así que no te descubrimos nada si te contamos que el entrenamiento físico complementado con el entrenamiento mental es fundamental en cualquier práctica deportiva.

De entrenamiento físico seguro que sabes mucho. Por ejemplo, sabes que es fundamental calentar, trabajar y estirar siempre; que es importantísimo planificar la semana para ir trabajando diferentes aspectos y necesidades de tu cuerpo, etc.

Del entrenamiento mental se suele conocer un poco menos. Nosotros te damos unas claves para afrontar tanto el entrenamiento previo a la Carrera del Taller como la propia competición y la posterior recuperación. Para ello es fundamental trabajar en conocer nuestras habilidades y en saber cómo potenciarlas. Son muy importantes habilidades como la atención, la concentración y, por supuesto, la motivación. ¿Por qué corres? ¿Disfrutas entrenando y participando en las carreras? ¿Cómo te sientes antes de la actividad? Si no puedes entrenar unos días, ¿cómo te encuentras?

La atención y la concentración son fundamentales dentro de lo que podríamos denominar el “entrenamiento mental”. Nos permite tener claras nuestras metas y objetivos y, en concreto, a no perderlos de vista durante la actividad. Si nos concentramos en nuestro cuerpo, en conocerlo, en saber sus capacidades y sus límites, tenemos mucho camino recorrido y, si conocemos de igual manera nuestra mente, nuestros miedos, límites y, por supuesto, fortalezas, también.

Sin duda alguna, la habilidad más importante, porque pone en interrelación a todas las demás, es la motivación. Es lo que nos mueve. Es lo que nos invita a ponernos las zapatillas incluso cuando llueve o hace frío; es lo que nos empuja a llegar a la meta aunque estemos agotados. El poder de la mente es espectacular… y lo sabes.

¿Eres consciente de las herramientas que tienes para ayudarte? Nosotros te proponemos dos: relajación y visualización. Conocer diversas técnicas de relajación es fundamental para recuperarnos de un entrenamiento duro, de tensiones musculares o incluso de una pequeña molestia en alguna parte del cuerpo. Si conseguimos relajarnos, ahorramos tiempo de recuperación y “sanamos” pequeñas molestias, incluso nos ayuda a conciliar el sueño en el día previo a la carrera en el que, por lo general, los nervios están a flor de pie.

La visualización nos permite trabajar en las habilidades que ya hemos mencionado como la motivación, el autocontrol o la autoestima, por ejemplo. Requiere práctica y permite “reprogramar” nuestra mente para hacer frente a nuestras necesidades. “Vemos” nuestras metas y “practicamos” cómo llegar a ellas, visualizamos las estrategias para conseguirlas. ¡A por la IX Carrera del Taller!