¿Corres de noche? Sin iluminación adicional un coche no te verá a más de 20 metros

Un “runner” vestido de oscuro no es visible a más de 20 metros desde un automóvil que circule de noche a sólo 40 kms/hora. Si el corredor viste ropas claras no será visible a más de 40 metros.
Son algunas de las principales conclusiones de un estudio elaborado por el Instituto de Investigación sobre vehíclos (Centro Zaragoza) del que se hace eco la marca de iluminación Philips... Y que nosotros recogemos del diario ABC. 

Numerosos estudios ponen de manifiesto que la visibilidad reducida es uno de los factores determinantes en la generación de atropellos a peatones y ciclistas. Por ello es fundamental que el corredor nocturno, probablemente el peatón con más riesgo que podamos imaginar, se asegure de hacerse visible para el resto de usuarios de la calzada, algo que con demasiada frecuencia no sucede. Ver y ser visto, es la máxima de la iluminación en materia de seguridad vial.

Un “runner” que no es visible para los automovilistas asume un gran riesgo. Basta mencionar que, por la noche, y según las conclusiones de un estudio elaborado por el Instituto de Investigación sobre Vehículos, Centro Zaragoza, del que se hace eco la marca de iluminación Philips, un corredor que viste ropa oscura sólo es visible a menos de 20 metros para el automovilista que circula con las luces de cruce a 40 Km/h, lo que hace imposible detener el vehículo dentro su alcance visual. En la misma situación, pero si el corredor viste ropas claras, el alcance visual del conductor sería inferior a los 40 metros, por lo que circulando a 65 km/h el automovilista tampoco podría detener el coche dentro de su alcance visual.

Por todo ello, y para facilitar el reconocimiento del corredor y eventuales maniobras de adelantamiento a los vehículos con los que comparte la carretera, el deportista nocturno debe de ayudar a hacerse visible mucho antes al resto de usuarios de la vía. Para ello puede servirse de ropa clara y elementos reflectantes como chalecos y elementos que pueden colocarse en distintas partes del cuerpo, como tobillos y muñecas, y que permitirán al automovilista percatarse de que comparte la vía con una persona en movimiento. Además, y para evitar accidentes, tropiezos y caídas, y ser visto mucho antes, los expertos en iluminación de Philips recomiendan recurrir al uso de dispositivos de iluminación adecuados a la práctica deportiva, como el frontal LED LPL29B1, un dispositivo ergonómico y orientable 90° que permite direccionar fácilmente la luz en función de las necesidades del corredor y su entorno.


Consejos para incrementar la visibilidad y seguridad del corredor nocturno:
1. Elige el equipo correcto: Empezando por las zapatillas y acabando por la ropa. Deben de estar adaptadas al terreno por el que vas a transitar, la climatología y temperatura esperadas. En este momento de poca o nula luz, es más necesario que nunca que elijas ropa clara, fluorescente y con detalles reflectantes, y que la suela de las zapatillas y agarre sean adecuados al terreno.

2. Dispositivos reflectantes: Es muy recomendable utilizar un chaleco reflectante que potencie aún más la visibilidad del corredor. También es buena idea recurrir a pulseras o tobilleras que hagan más fácil identificar a un deportista en movimiento.

3. Utiliza un frontal de iluminación: En tus carreras nocturnas se convertirá en tu mejor aliado. No solo te ayudará a iluminar el terreno por el que corres, sino que contribuirá al objetivo fundamental de hacerte más visible, y a una mayor distancia, a los demás. Elige un modelo cómodo, que facilite su ajuste a la cabeza, y con una autonomía y calidad del haz de luz adecuadas.


El frontal Philips HDL10, con una vida útil del LED de hasta 10.000 horas y resistente al agua, funciona con 3 pilas AAA, ofrece dos modos de iluminación -ecológico y potente- que se adaptan a las necesidades de la práctica deportiva y una banda ancha regulable para un ajuste perfecto en tus entrenamientos.