¿Correr con aire limpio? Gestos que evitan la emisión de millones de toneladas de CO2

¿Qué tiene que ver respirar un aire más limpio al correr con llevar el coche a un taller de confianza? Más de lo que imaginas. Los coches contaminan. Nadie lo discute. Pero mientras los necesitemos para muchos de nuestros desplazamientos, podemos y debemos hacer algunas cosas para minimizar su impacto ambiental. ¿Cómo? Llevándolos siempre a punto. Manteniéndolos en talleres de confianza. Por eso es una estupenda idea acudir a centros de reparación que gestionan responsablemente los residuos que se generan, por ejemplo, con un cambio de aceite.

¿Sabías que un solo litro de aceite usado del que te cambian al pasar por el taller puede contaminar la superficie equivalente a un campo de futbol? Para evitar esos vertidos incontrolados y gestionar todo el proceso de recogida y correcto tratamiento del aceite usado existe SIGAUS. Es una de las marcas socialmente responsables de la posventa de automoción que apoya a la Carrera del Taller por la Seguridad Vial desde su primera edición. Con sus valores y con estos estupendos guantes técnicos que encontrarás en la bolsa del corredor. Pero, también, con su contribución al desarrollo sostenible. A que todos respiremos un aire más limpio. De ese que gustamos de disfrutar cuando salimos a correr.


Gracias a SIGAUS el aceite usado se destina bien a un proceso de regeneración (un 65% de lo recogido) o bien a un proceso de valorización energética. De esta manera se evita que esos residuos que en realidad son dañen nuestro entorno. Desde 2007, SIGAUS ha evitado la emisión de 2 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera. ¿Interesante, verdad?